Todo buen canario presume de estos 9 productos

Todo buen canario presume de estos 9 productos

18 de junio de 2021 10:15:25 WEST / por Laleczka Rodríguez

viticultor canarioEn Canarias tenemos una gran diversidad de productos, y con una calidad, que todos los que los prueban descubren que esta tierra, y su gente, es muy valiosa y tiene mucho que aportar. En SESEO Canarias lo sabemos y ayudamos a nuestros productores/as y artesanos/as, para que recibas en tu hogar lo mejor de las ocho islas.

Verduras y frutas frescas

El clima ideal de Canarias y el esfuerzo de nuestros agricultores, hace que tengamos una variedad de frutas y verduras única, con unos sabores sin igual y que nos cautivan desde pequeños con los potajes de nuestras madres y los plátanos en la merienda. 

Gofio

¿Hay algo más canario que el gofio? Un escaldón, una pella de gofio, con café para despertarte, en los potajes para darles alegría o con leche y azúcar. Es uno de los productos por excelencia de Canarias y, al igual que las islas, ha ido evolucionando e introduciéndose en otros platos. Incluso ha llegado hasta la cocina de alto nivel de la mano de nuevas generaciones de chefs. 

Dulces

Como aquí, en ningún sitio. El Polvito Uruguayo, las Quesadillas de El Hierro, las Galletas de la Gomera… Los canarios sabemos que una comida sin postre no se disfruta igual. Las deliciosas Quesadillas son típicas de El Hierro, con su forma de flor y su queso 100% herreño hacen que desde comienzos del siglo XX sea un símbolo en la repostería de la isla. O las galletas de La Gomera, horneadas a fuego lento y con una textura, sabor y aroma inconfundibles. 

Acompañantes

Un toque dulce a nuestros postres, platos y bebidas. Un poquito de miel de palma en el queso asado o una mermelada casera para desayunar. Aprovechando lo que nos ofrece nuestra tierra para darle un extra de sabor a nuestras comidas.

Quesos

¿Y qué me dices de los quesos canarios? Ahumado de La Palma, semicurado al pimentón, fresco de cabra… Algunos se untan con aceite y gofio, con sabores fuertes, picantes o suaves y frescos, ganadores de muchos premios internacionales.

Mojos

Mojo picón, verde de cilantro, con unas papas arrugadas y un pescaito salado, alegra el alma de cualquier canario. Elaborados con aceite, ajo, sal y otros ingredientes que variarán según el tipo de mojo que quieras hacer. Su origen no está definido, puede estar influenciado por la cocina portuguesa, mexicana, argentina o venezolana, pero lo que sí está claro es que potencian y realzan el sabor de cualquier plato.

Vino

Todo esto acompañado de un buen vino de nuestra tierra. Blanco, rosado o tinto. Espumoso, seco, afrutado. Con vinos denominación de origen que elevan la gastronomía de las islas a un siguiente nivel. Casi cada isla tiene su propia Denominación de Origen, por lo que podrás disfrutar y saborear cada una de las tierras de las islas. En concreto, el vino Malvasía ha cautivado a Reyes y escritores. 

Aloe Vera

El Aloe Vera canario crece de manera natural en las islas por su clima y características geográficas. La tierra volcánica hace que se convierta en un producto único, dotándole de un extra de minerales. Es conocido por sus propiedades beneficiosas para la piel, como regenerador celular, pero aporta otros muchos beneficios como control de azúcar, colesterol, problemas digestivos o exceso de químicos en sangre. Te cuida por dentro y por fuera.

Puros

La relación que ha existido siempre entre Canarias y Cuba se plasma en la calidad y tradición de puros que tenemos en las islas. Aunque existe constancia desde los 1700 de tabaco canario, los migrantes que fueron a Cuba se impregnaron de su tradición, aprendiendo esta labor de artesanía. Las chinchales (pequeñas fábricas canarias de puros) han colocado al puro artesanal canario entre los mejores del mundo.

Consume de una forma responsable, ayudando a tu gente y además disfrutando de unos productos de alta calidad. Entra en SESEO Canarias y descubre la variedad de gofios, mojos, vinos o dulces que tenemos. 

Tags: Producto, Canarias, Artesanía

Laleczka Rodríguez

Escrito por Laleczka Rodríguez